lunes, 20 de diciembre de 2010

Noche de Paz - Depende de Como lo Digas

Navidad – Noche de Paz, Hamlet, Traducción, Tecnología y el Gallo

Una de mis citas navideñas favoritas viene de Shakespeare. Una persona más parca en palabras dirá algo así como “noche de paz” pero Guillermo siempre tiene que liar la cosa más. Dice así:  

“Some say that ever 'gainst that season comes
Wherein our Saviour's birth is celebrated,
This bird of dawning singeth all night long;
And then, they say, no spirit dare stir abroad,
The nights are wholesome, then no planets strike,
No fairy takes, nor witch hath power to charm,
So hallow'd and so gracious is the time.”


La cita viene de Hamlet despúes de la aparición del fantasma del padre de Hamlet ante los ojos atónitos y aterrados de Marcellus, Horatio y Bernardo.
La traducción – libre donde las haya – que sigue es mía.

“Hay quien dice que cuando llegan las fechas en que se celebra el nacimiento de nuestro Salvador, este ave del amanecer canta toda la noche - cuan larga es; y por eso, dicen, ningún fantasma osa salir, las noches son apacibles, los planetas no chocan, las hadas no vuelan, ni las brujas pueden hechizar, tan sanctificadas y tan llenas de gracia son estas fechas.”

(El “ave del amanecer” es, por supuesto, el gallo - el de la misa)

Pero la capacidad poética del Barda de Avon palidece al lado de las maravillas expresivas de Google y los ciber-poetas de la generación del 2010.


La primera traducción literal de D. Google lo pone así ….


“Algunos dicen que nunca 'ontra la temporada viene
En donde el nacimiento de nuestro Salvador se celebra,
El pájaro de la aurora canta toda la noche;
Y entonces, dicen, ningún espíritu puede caminar en el extranjero;
Las noches son saludables, a continuación, ninguna huelga planetas,
N de hadas tiene, ni el poder de la bruja tiene encanto,
Así lo sagrado y piadoso es el momento.”

Está bien, un toquecillo curiosamente tópico eso de “ninguna huelga planetas” aunque probalemente quedaría mejor así

“¡Ninguna huelga planetas! (que si no os militarizamos...)”
y lo de prohibir a los espiritus el derecho a la emigración pase, pero la multiplicación de las hadas hasta la enésima potencia tiene una fuerza matemático fantástica realmente emocionante esto promete...

y así lo sagrado y piadoso es el momento – claro así sí.

Ciclando la traducción otra vez (es decir volviendo a pasarlo al inglés para después volver a pasarlo al castellano) la musa de Google se vuelve algo más potente:

"Algunos dicen que nunca 'ontra la temporada viene
Cuando el nacimiento de nuestro Salvador se celebra
El pájaro canta por la mañana toda la noche;
Y entonces, dicen, ningún espíritu puede caminar en el extranjero;
Las noches son saludables, entonces no huelga planetas,
Ninguna historia no tiene ni el poder de la bruja es encantador,
 Tan santo y misericordioso es el momento."

La 'ontra (no sé si Guatemalte'a o Ni'aragüense) sigue en primera fila. Y los fantasmas siguen con el pasaporte retirado pero el dichoso pájaro ya hace auténticas virguerías con el tiempo - al margen del efecto milagroso de su cantar. Y claro entonces ¿cómo iba a holgar el Sr. Planetas ni sus "planetamientos"? si su aportación es fundamental...  

El Mundo (“periódico” digital) ofrece lo siguiente:


“Unos dicen que en algún tiempo ' gainst que la estación viene
En esto el nacimiento de nuestro Salvador es celebrado,
El pájaro de alba singeth la noche entera mucho tiempo;
Y luego, ellos dicen, ningún espíritu puede andar en el extranjero;
Las noches son sanas; entonces ninguna huelga de planetas,
Ninguna hada toma, no a la bruja hath el poder con el encanto,
Tan santo y tan agradable esto es el tiempo.”

Más periodístico el estilo quizás y más tendente al anglicismo - con eso de “'gainst” y “singeth”. Lo de las huelgas parece que también le importa al algoritmo "Mundial". Y luego da este curioso consejo:  

“No a la bruja. Haz el poder con el encanto” (entendiendo que “hath” se pronuncia “haz” todo se aclara)

(no sé quién será la bruja en cuestión ¿quizá alguna figura de la política contemporánea o de los medios de comunicación? Y quién es ¿“el encanto” ? ¿Estamos hablando de elecciones en la Comunidad de Madrid? No puede ser el Mundo quien diga esto - tiene que ser otra "bruja"... y otro "encanto" - o un algoritmo topo metido en su página)


Algo menos periodístico es el estilo de “Reverso”

“Unos dicen que en algún tiempo ' gainst que la estación viene
En esto el nacimiento de nuestro Salvador es celebrado,
Este pájaro de alba singeth la noche entera mucho tiempo;
Y luego, ellos no dicen, ningún movimiento de desafío de espíritu en el extranjero,
Las noches no son sanas, en el tiempo ninguna huelga de planetas,
Ninguna hada toma, no a la bruja hath el poder con el encanto,
Tan hallow'd y tan agradable esto es el tiempo.”


Aquí todo sigue igual que en el Mundo…hasta la tautología del tercer verso. Pero luego se vuelve mucho más interesante. “Ellos no dicen ningún movimiento de desafío de espíritu en el extranjero” claro que no – esos movimientos se hacen mejor en casa. Pero ¿quiénes son ellos? ¿Por qué no lo dicen?  
Y – ajá – al contrario de lo que dice “el Mundo”, Reverso nos revela que las noches no son sanas y las huelgas de planetas son atemporales – claro ¿de qué otra manera iban a hacer huelga?
Luego otra vez estilo Mundo: las hadas no beben, brujas fuera ecanto al poder etc.  


Pero para pura locura poética rústica y naïf me quedo con “Systran” (sin Isolde en este caso)

“Algunos dicen eso en algún momento 'gainst que viene la estación en que el nacimiento de nuestro Salvador está celebrado, este pájaro del singeth del amanecer la noche entera mucho tiempo; Y entonces, no dicen, ningún movimiento del desafío del alcohol en el extranjero, las noches no es sano, cuando cualquier huelga de planetas, ninguna hada toma, no hath de la bruja el poder con el captivation, así que hallow'd y así que agradable es el tiempo.”

Es decir que cuando vajas bebe todo lo que puedas menos de noche o en caso de no asistir al trabajo los planetas que entonces no beben ni las hadas. No, si quieres buen tiempo, lo que funciona es el “Captivation” (¿de Paco Rabanne?) para dominar a la bruja. ¿no dicen?  

Shakespeare escribía bien pero lo que hace la tecnología moderna es otra cosa.


¡Felices fiestas y todo lo mejor para 2011! y que el gallo cante lo justo. 

domingo, 14 de noviembre de 2010

La Práctica

Estamos de prácticas este fin de semana. Uno de los fines de semana de entrenar lo que se ha aprendido en los cursos de PNL Remodelada. Me encanta el ambiente que se genera, de trabajo distendido, de hacer las cosas con sentido. Es diferente que en los cursos propiamente dicho se trata de explorar llevar más allá lo ya aprendido.

Es curiosa esta cuestión de práctica. Por una parte están los Gladwell “et al” que señalan la famosa cifra de 10,000 horas (¡más o menos!) para llegar a ser “realmente bueno” haciendo algo. Por otra están las personas que piensan realmente que con un curso de tres días (o tres semanas - me da igual) van a ser “coaches” o formadores consumados.

La realidad probablemente se encuentre en medio para la mayoría de las personas. Desde luego que entre tres días y 10,000 horas hay cabida para variación.
Aún así, las mismas personas que reconocen sin cuestión la necesidad de práctica para llegar a jugar bien al tenis, montar a caballo, esquiar o bailar merengue expresan decepción cuando perciben la necesidad de practicar las habilidades interpersonales o habilidades para la vida. Parece que cuanto más opcionales sean las habilidades en cuestión menos importancia tiene desarrollarlas. Claro que hay que trabajar para tocar bien la trompeta. Pero ¿para llevar bien mi vida? ¿Para comunicarme bien?

Quizá la idea sea que esto viene o debería de venir de serie. Es decir que nacemos o deberíamos nacer, sabiendo eso. Según esta idea, las personas “naturalmente” hacen bien las cosas básicas: vivir, crecer, amar, aprender, ganarse la vida, relacionarse, ser feliz, sentirse realizado. Muchas personas aún tiene la idea de que no es correcto o que no es justo que haya que aprender estas cosas y mucho menos practicarlo. O peor todavía, si no te sale es que eres así – cuestión de “personalidad”. Curiosa, aunque comprensible, noción esta.

Hay algo de metáfora en esto. La metáfora de las máquinas. Estamos rodeados de aparatos que no requieren de desarrollo – solo de un mínimo de mantenimiento y luego sustitución. Es fácil – demasiado fácil - aplicar la misma metáfora a nosotros mismos.

Otra cuestión es la propia idea de la repetición. Muchas personas tienen la idea de “practicar” asociada con repetir mas o menos machaconamente las mismas cosas hasta el aburrimiento, hasta la saciedad, sufriendo por el arte. Y la noción de repetir está, a su vez, asociada con no haberse enterado, con “no pillarlo” con ser un poquito torpe. Allí planea la sombra de ese ritual curiosamente ibérico de repetir curso escolar. Hace relativamente poco en uno de los talleres del curso de Consultoría Sistémica, uno de los camareros del hotel donde lo hacíamos le preguntó a Ana (mi pareja y una de las personas que más uso hace de la metodología DBM) en un tono entre vacile y complicidad “veo que Vd. repite mucho ¿que pasa, que no consigue aprobar?”

Y es que quien practica de forma consciente, explorando territorio nuevo, no está repitiendo. Por lo menos ese es el caso en esta metodología y por supuesto que no ocurre lo mismo en el caso de machacar una técnica o procedimiento hasta hacerlo habitual – de esto no estamos hablando. Más bien lo que estará haciendo es añadir otra dimensión de habilidad.

También es notable que las personas que practican llegan mucho antes a entender la amplitud y profundidad de lo que es posible. Descubren que, con esta metodología es un placer insospechado practicar, explorar y extender la experiencia. De repetir no tiene nada.

domingo, 24 de octubre de 2010

Metáforas sobre Metáforas - Las “generaciones” de la PNL

Un fenómeno curioso que ocurre en muchas descripciones de la PNL tradicional es el uso de metáforas tomadas de otras metáforas. Es decir tomar algo que ya es metafórico y hacer un segundo nivel de metáfora a partir de allí. Un ejemplo de esto es la noción de los “virus de pensamiento” que es un uso metafórico de la noción de “virus informáticos” que ya de por si es un uso metafórico del término “virus” en biología que describe algo específico. Más allá del sin sentido epistemológico que esto supone es bastante peligroso provocar que las personas intenten intervenir en sus propios procesos cognitivos y los de otros desde una noción de “infección”, “inoculación” y por extensión “cuerpos extraños”.
Otra es la de las “generaciones de la PNL”. Una vez más la tecnología de telecomunicaciones y de informática adopta una metáfora de un proceso natural (la susesión de padres / madres a hijos/ hijas) y lo utiliza para describir un sentido diferencial que emerge a partir de la adopción de nuevas especificaciones y requisitos para que una tecnología determinada pueda responder a nuevas demandas de usuarios. Y una vez más la PNL tradicional readopta la metáfora para dar pátina de avance.
Recientemente parece que la metáfora (creo que la “acuñó” Robert Dilts) de las “generaciones” de la PNL está provocando algo de confusión así que publico esto a modo de aclaración.
Concretamente me refiero a la metáfora de “tres generaciones” de PNL tradicional
que se ha hecho popular en los últimos años.
Algunas personas me han preguntado si modelar como metodología tiene algo que ver con esta cuestión “generacional”. Más concretamente si “modelar” no es muy de “segunda generación”. Es decir que si pertenece a la segunda generación de la PNL más allá de la que Dilts - y otros que le rodean – supuestamente han avanzado.
Pues no, no tiene nada que ver.
Primero, porque modelar tal como lo entendemos en DBM - y tal como se puede entender en términos científicos - no forma parte ni ha formado nunca parte de la PNL. No hay una metodología de modelar en la PNL ni la ha habido nunca. Imitar la fisiología no es modelar, sacar “estrategias” sensoriales y accesos oculares no es modelar y, desde luego, aprender la “estrategia Disney de creatividad” y demás “modelos de excelencia” tampoco es modelar. El acto de producir estos y otras técnicas sí son ejemplos de lo que llamamos “modelado de producto” a un nivel rudimentario pero la manera de hacer este proceso no está inlcuido en la PNL -solo el producto resultante.
Al remodelar la PNL con la metodología DBM se remodeló la PNL entera (como ejemplo de tecnología que es). Esto no es “parte” de la PNL ni ninguna “generación” de ella sino un proceso aparte que se ha utilizado para reorganizar la PNL.
Segundo, porque las diferencias que hay entre las supuestas generaciones de la PNL tradicional son solo diferencias de áreas de aplicación y de técnicas - y eso realmente no es lo que marca las diferencias generacionales (ni siquiera en el uso ya metafórico de las telecomunicaciones). Por ejemplo en la telefonia (véase abajo) el hecho de que se utilicen los móviles en las empresas, los hospitales o entre colegiales no marca la diferencia entre generación y generación. Esto viene marcada más bien por la propia manera de mover los datos (por ejemplo el paso de “circuit switching” a “packet switching”) que, a su vez proporciona diferencia significativas en la rápidez y cantidad de información que se puede mover.
Es cierto que algunas de las deficiencias y lagunas de la PNL tradicional se han podido rellenar con esta última “generación”, pero siguen siendo tres generaciones (o, más llanamente, tres décadas) de la PNL tradicional. Y la PNL Remodelada va mucho más allá que todo ello.
Es útil tener en cuenta que, por ejemplo, el análisis transaccional, la gestalt, la tcc (terapia cognitivo conductual), la PNL y la PNL Remodelada son - todas ellas - tecnologías de cambio más o menos bien formadas en según qué caso. DBM, en cambio no es una tecnología – no incluye técnicas – sino que es principlamente una manera de entender y organizar proceso: es decir que es una metodología. En este sentido es único y está a otro nivel de utilidad que las tecnologías. La ventaja que tiene la PNL Remodelada con respecto a otras tecnologías de cambio es que está directamente vinculada a la metodología DBM y por tanto se basa en el modelado formal. Esto le proporciona mayor realismo, coherencia, adaptabilidad, aplicabilidad y, sobre todo, dinamismo.
Entre otras cosas empezó siendo ya holístico y sistémico. Además se basa – como todas la aplicaciones de la DBM en la geometría fractal – lo que significa que se puede aplicar facilmente al nivel individual, grupal comunitario, gubernamental o – ya que estamos- mundial. Pero lo que es fundamentalmente diferente es que es el resultado de la aplicación de una metodología sistémica y sistemática. Esto siempre ha sido - y sigue siendo - la gran laguna de la PNL tradicional. Como un chaval haciendo tuning con su coche clásico de los setenta los creadores (y otros) han añadido más accesorios y aplicado el soplete donde procede pero sigue siendo una abigarrado de componentes más o menos bonitos, más o menos divertidos, más o menos funcionales y más o menos útiles. Eso si, aplicado con autoridad y gran experiencia – como lo hace Richard Bandler por ejemplo – puede impresionar. Pero también impresionan Derren Brown o Anthony Blake – pero no pediría ayuda a ninguno de ellos para problemas reales en el mundo real más allá del espectáculo.
Veamos el tema generacional.
Robert Dilts habla de “la PNL de tercera generación” de la manera siguiente:
La PNL está ahora en su tercera década como campo de estudio y ha evolucionado considerablemente desde sus orígenes a mediados de los años 70. Ahora que una tercera generación de personas que desarrollan PNL, formadores en PNL y practitioners en PNL entran en el mundo, es también hora de reconocer una tercera generación de PNL.
La PNL de Primera Generación fue el modelo originario de PNL derivado por Bandler y Grinder de su estudio de terapeutas efectivos. Estas aplicaciones tempranas de la PNL se aplicaban en situaciones de persona a persona enfocados casi por entero en la persona individual.
La PNL de primera generación presuponía una relación terapéutica en la que el terapeuta sabía lo que era mejor para su cliente. Se consideraba algo que se “hacia a otros”. Esto condujo a que algunas aplicaciones de la PNL parecieran manipulativas cuando se utilizaban en contextos no terapéuticos.
La mayor parte de las herramientas y técnicas de primera generación (tales como el metamodelo, anclajes, claves de acceso ocular, predicados, reencuadre en 6 pasos etc) se centraban en solucionar problemas al nivel de comportamiento y capacidades.
La PNL de segunda generación empezó a emerger desde mediados de los años 80 hasta finales. A la sazón, la PNL se estaban expandiendo para abarcar otros temas más allá del contexto terapéutico. Aunque se seguía enfocando en las personas individuales, la PNL de segunda generación enfatizaba la relación entre “yo” y otros y se ampliaba para incluir áreas de aplicación tales como la negociación, las ventas, la educación y la salud.
Las herramientas de la PNL también se extendían para incluir tema de nivel superior como aquellos relacionados con las creencias, valores y “meta-programas”. Las ténicas de PNL de segunda generación integraban el uso de nuevas distinciones (sic) tales como las líneas de tiempo, submodalidades y posiciones perceptivas en formatos como la “reimpronta”, integracion de partes, la estrategia Disney y el Swish.
La PNL de tercera generación lleva en desarrollo desde los años 90. Las aplicaciones de la PNL de tercera generación son generativos, sistémicos y enfocados a niveles aún más altos de aprendizjae , interacción y desarrollo – incluyendo niveles relacionados con indentidad, visión y misión.
La PNL de tercera generación enfatiza cambio en sistema entero y puede ser aplicado al desarrollo organizacional y cultural además que a las personas y los equipos. Las técnicas de la PNL de tercera generación se basan en los “campos” incorporando principios de auto-organización, arquetipos y lo que se conoce como una “cuarta posición” - una perspectiva del sistema entero.

Las herramienas de la PNL de tercera generación se basan en la alineación, una perspectiva multi-nivel y las habilidades de patrocinio. La asunción de la PNL de tercera generación es que la sabiduría necesaria para el cambio ya está en el sistema y puede ser descubierta y desencadenada mediante la creación del contexto apropiado.
Creo que no está hablando de un cambio de generaciones sino de una añadidura de técnicas y herramientas descrita en lenguaje de alta tecnología. Veamos...
La metáfora generacional, de generaciones de tecnología, proviene principalmente del sector de la tecnología de telecomunicaciones donde se utiliza para describir el paso de diferentes sistemas de codificación y transmisión de información y organización de redes para acomodar la demanda de nuevas cantidades de usuarios y nuevos niveles de exigencia (eso si, muchas veces, fruto de la práctica con la generación anterior).
Por ejemplo en la telefonía móvil – y muy a grandes rasgos - se habla de la telefonía celular como la primera generación (1G) de redes de telefonía. Antes había algunos sistemas de envergadura reducida – la llamada generación 0 – pero la 1G fue lo primero que iba en serio. Empezando en Japón muy a finales de los 70, estas redes se establecieron en Escandinavia, pasando al Reino Unido, México, Canadá y EEUU en los años ochenta y eran principalmente analógicas. La tecnología analógica AMPS se sustituyó por la digital en 1990 dando paso a la segunda generación.
La segunda generación incluía el famoso sistema GMS y permitía el envio de mensajes por los teléfonos móviles (1992-1993). Más adelante empezó a ser posible descargar contenidos de internet con esta tecnología empezando con los tonos de llamada en 1998. En 1999 se introdujo en Japón el primer servicio de internet via teléfono móvil.
La tercera generación surgió como respuesta a la demanda de cada vez mayor rápidez en el servicio y la cantidad de usuarios que se habían apuntado a la movida. La principal diferencia generacional es el paso de tecnología de “circuit switching” en 2G a “packet switching” en 3G. En términos muy sencillos el “packet switching” permite cobrar por unidades de información enviadas en vez de por tiempo consumido. Al final de la “era 3G” tenemos redes IP de envio datos de alta velocidad que permiten acceso a banda ancha y descarga de contenidos de radio y de televisión a los aparatos de telefonía móvil.
Ahora bien la tercera generación no tuvo un camino fácil. A comienzos de la decada 2000, hubo errores fuertes en el tamaño y el momento de las inversiones. Más de una empresa tuvo graves dificultades. Solo fue hace dos o tres años que se llegó a afianzar sólidamente la 3G.
La cuarta generación está en ciernes. Las predicciones corrientes (al menos las optimistas) indican que las redes que existen se acabarán colapsando bajo la demanda de aplicaciónes (como el “streaming”) que utilizan mucha anchura de banda. De ahí que ahora las promesas de la cuarta generación (4G) incluyen multiplicar la rápidez de la 3ª generación por un factor de 10.
En resumidas cuentas: es una historia de mucha gente, mucha, trabajando intensamente, muchísimos usuarios aparentemente demandando cada vez más rápidez, presupuestos y facturaciones billionarios y todo el glamour de la tecnología puntera respondiendo ante las exigencias de un mundo feliz - y cada vez más veloz.
Pero especialmente interesante es que cada “generación” vino marcada por una serie de especificaciones acordadas internacionalmente en respuesta a demanda en constante evolución especificaciones que, a su vez, marcaban las aspiraciones de las diferentes empresas involucradas y, en cierto sentido, marcaban lo que se entendía – lo que se entiende – como acceptablemente moderno o imposiblemente pasado para el público más en general. Estabilizan el mercado respondiendo a la demanda real y marcan modernidad.
Y por supuesto que “última generación” llega a equipararse con “lo único realistamente funcional en los tiempos actuales”. “Generación” sirve para calibrar el constante desarrollo, y dividirlo en fases. De hecho la “generación” como distinción tuvo que ser subdividido en “puntos x”: llegando a haber generación 2, 2.5, 2.7 y 3 lo que aumenta la sensación de rápidez e intensidad en el desarrollo. Como metáfora de una teconología en plena evolución bajo fuerte demanda se puede entender el atractivo que tiene.
Pero en términos reales, ¿qué tiene que ver con la PNL?
Pues no gran cosa. Como metáfora, la “generacional” trae consigo cierto glamour, imperativos del mercado y una pátina si no de ciencia por lo menos de tecnología (que reluce igual o más). Si entendemos que “biológicamente una generación dura una década entonces, coinciden las fechas más o menos. Es cierto que la PNL lleva 30 años en existencia - trés decadas, que podrían describirse como tres generaciones (en el sentido social).
Pero no ha habido cambio significativo en la tecnología (nada equivalente al paso de “circuit switching” a “packet switching”). No hay esa comprobación en el mundo real e innovación por demanda que vemos en las telecomunicaciones. Lo que hay es, más bien, una serie de técnicas de diferentes fuentes, a las que se han añadido algunas técnicas más - también de variada alcurnia.
Lo triste – por lo menos para mí – es que al mismo tiempo, ha perdido mucho de lo que era la base de habilidades de comuncación interpersonal que en el principio daban mucho sentido a la PNL.
La experiencia de muchas personas al aprender la PNL tradicional es de hacer una serie de técnicas que se enfatizaban mucho pero que, honestamente, les interesaban poco pero que, mientras iban haciendo esas técnicas, ocurría otro tipo de cambio. Al igual quizá que cuando aprendes a jugar al tenis o a bailar salsa de paso te pones más en forma, la experiencia de estas personas era de notar mayor consciencia, algo más de autoconocimiento, algo más de atención a los demás. Es decir que aquello que estas personas valoraban – agudeza, rapport, comunicación intrapersonal e interpersonal – iba ocurriendo a través de la práctica de ciertos ejercicios o ciertos procedimientos. Especialmente importante era la atención detallada (y repetida con cierto esfuerzo) a las personas y a los ejemplos específicos de las experiencias.
Mucho me temo que este aspecto de la PNL se ha ido perdiendo a medida que se ha ido hablando más de (por ejemplo) el “sistema entero” como un contenido más, ha ido desvirtuando mucho de la utilidad del trabajo inicial de Richard Bandler y John Grinder. Más que un avance la “tercera generación” parece más vago, más difuso, más anodino y, eso sí, más fácil.
Las grandes aportaciones reales (y las hay) de la PNL tradicional se va rebajando y encubriendo con metáforas de metáforas de la tecnología moderna. Una pena.


miércoles, 13 de octubre de 2010

Aprendizaje experiencial en PNL Remodelada - como hacemos la formación

Esto es un extracto del artículo 14 de la serie de artículos "Re-modelar la PNL" de John McWhirter es una descripción escueta de las diferencias entre la aproximación de "didáctica tradicional más prácticas (o "veo, oigo, hago") que se emplea en la mayoría de los sitios donde se enseña PNL (o coaching ya que estamos) y la aproximación experiencial. 

Implicaciones de re-modelar para la formación en PNL

Hacia finales de los años 80 cambié mi forma de enseñar la PNL en el formato tradicional a formar en PNL como modelado. Esto precisaba una aproximación muy diferente a la formación.

Formación Tradicional en la PNL

La aproximación tradicional a la formación en PNL, especialmente para enseñar rapport, agudeza sensorial y técnicas, emplea la secuencia siguiente:

1. El formador presenta el tema.
2. El formador dice: describe los pasos del protocolo.
3. El formador muestra: demostración.
4. Los participantes hacen: el protocolo.
5. El formador dice: dónde ha ido mal/ dónde ha ido bien.

Este patrón es muy bueno para aprender de memoria y para la formación en habilidades mecánicas.
Aunque a veces se denomina aprendizaje experiencial
se podría llamar, de modo más preciso, aprendizaje didáctico con refuerzo experiencial, ya que el aprendizaje se hace inicialmente mediante las instrucciones que luego se refuerzan viendo y haciendo. Cuando al final te toca el turno sabes lo que te espera y hay, por tanto, poca cabida para más aprendizaje.

Límites y beneficios de este patrón

Uno de los beneficios más importantes es que es conocido. Es el estilo antiguo de aprender en los colegios. Proporciona un sentido de seguridad porque a través de las técnicas siempre sabes lo que debería estar ocurriendo. Al mismo tiempo es una de sus mayores debilidades. En casos extremos perpetúa un estilo de aprendizaje dependiente, repetitivo, en el que no se cuestiona nada y pone la atención en los pasos de la técnica en lugar de hacerlo en lo que es diferente o desconocido del cliente.
Otra limitación en potencia muy importante en la aproximación “por técnicas” es que “un solo producto no vale para todos”. Los seres humanos son muy creativos. Crean nuevas situaciones y problemas o variaciones sobre las ya conocidas para las que no tenemos productos pre-hechos. Ésta es la realidad que encaran los terapeutas y consultores cuando salen del aula de PNL donde se empaqueta todo para encajar con la técnica que se está enseñando.
La aproximación por técnicas también entraña otro peligro que se pasa por alto, que es el de transferencia de teoría o modelo. Tradicionalmente la transferencia ha sido una cuestión primordial para las escuelas analíticas de terapia (por ejemplo la freudiana), en la que el cliente puede transferir una relación problemática con su padre, por ejemplo, a la relación con el terapeuta. Sin embargo, un ejemplo de transferencia que se pasa por alto (o al menos no he podido encontrar nada escrito en detalle sobre el tema) y que debería ser de primera importancia para una terapia basada en la teoría y que detalla las relaciones terapeuta-cliente, es la de transferencia de teoría/modelo. Esto es cuando un terapeuta transfiere su relación con su teoría/modelo al cliente. Cuanto más dependiente sea un directivo o terapeuta de sus modelos y técnicas más propenso es a caer en este tipo de transferencia.
Después de las sesiones tradicionales de formación de PNL, los terapeutas a menudo “notaban” que, durante las semanas posteriores, muchos de sus clientes necesitaban precisamente aquellas técnicas que se habían presentado el fin de semana anterior. Creo que esto es, con frecuencia, un ejemplo de transferencia ¡y no una curiosa coincidencia!

Formación de PNL en el modelado

Los puntos fuertes de una aproximación por técnicas se convierten en debilidades cuando se trata de aprender a modelar. Al modelar no sabes y tienes que construir un modo de comprensión. Esto también ocurre en situaciones reales si no imponemos nuestros modelos sobre ellas. Para enseñar a modelar se precisa una secuencia muy diferente. Las habilidades centrales tienen que ver con construir un modelo. Es necesario, por tanto, empezar sin nada y estar abierto a todo lo que ocurre. La aproximación tradicional era desastrosa para enseñar esto.

Ésta es la nueva secuencia que desarrollé para enseñar a modelar:

  1. El formador presenta el tema: una configuración (set up) abierta, enfoque sobre el tema a explorar, lo suficiente para que los participantes tengan un sentido y una sensación general del tema.
  2. Los participantes hacen: sin idea fija, sólo lo suficiente para centrar la exploración.
  3. Los participantes comprueban: ¿qué han sacado?
  4. Los participantes cuentan: comparten la variedad de experiencias.
  5. El formador demuestra/cuenta: presenta el modelo formal.
  6. Los participantes comprueban con y contra su propia experiencia.
  7. Juntos identifican las variaciones en los resultados y los límites del modelo.

Esto es una aproximación mucho más experiencial ya que el patrón empieza con la creación de una experiencia antes de estructurarla mediante la puesta en común y lo que se cuenta.

Los límites y beneficios de este patrón:

Los límites son: la dificultad inicial que acarrea que sea algo nuevo y el esfuerzo añadido que supone aprender de esta manera diferente. Además, la inseguridad de no saber cuál es la “respuesta correcta”, aunque es más realista y útil, puede ser muy incómoda. Pero aquí radica su gran fuerza. En la vida real no sabes, de hecho, exactamente lo que va a pasar.
Incluso cuando utilizas una técnica no sabes realmente todo lo que puede pasar y la falsa impresión de que existe una certeza puede conducir a pasar por alto lo nuevo y diferente, las variaciones y excepciones.

También vale la pena notar otro patrón.
1. El Formador hace: crea una experiencia.
2. El Formador le dice al participante que su inconsciente lo está entendiendo.

Este patrón NO incita a pensar. De hecho, ni siquiera se precisa de mucha experiencia. Aunque esta secuencia podría constituir una descripción certera no conduce a más aprendizaje. Es difícil usar algo que no sabes exactamente dónde está. (Si yo te dijera que había puesto comida en tu casa sin decirte dónde, cómo encontrarla ni qué hacer con ella y no la pudieras encontrar ¿me creerías? ¿Lo encontrarías útil?) También se presta a sinsentidos transmitidos sin escrúpulos y me he encontrado con muchos en los campos más amplios de terapia y formación en PNL.
Afortunadamente una aproximación de modelado abre esto a examen: ¿Qué es lo que estamos entendiendo? ¿Cómo exactamente lo estamos pillando? ¿Dónde se notará? ¿Si no se nota de quién es la responsabilidad?
El aprendizaje inconsciente es igual de sistemático que el aprendizaje consciente aunque diferente en lo específico. Si el cliente no puede comprobar que tiene el aprendizaje, tampoco lo puede hacer el formador. La aceptación ciega no es un aprendizaje desarrollativo. Es la base de los dogmas y de la ignorancia, así como de todos los problemas que emanan de allí. Y ya hay demasiado en el mundo.
Como resultado de todo lo mencionado aquí he cambiado radicalmente el modo en que enseño PNL en los niveles de Practitioner y Master Practitioner. Ahora lo hago como ejemplos de modelar, donde cada habilidad se enseña y comprueba utilizando el modelo experiencial. Estoy muy satisfecho con la profundidad que ha ido alcanzando el aprendizaje, con el hecho de poder vivir la actitud de la PNL de curiosidad y asombro, y con la importancia que adquiere el aspecto práctico para los participantes que, así están más preparados para llevar la PNL al mundo real con sus retos y dificultades únicos.

viernes, 1 de octubre de 2010

DBM PNL Remodelada y Modelar - una breve aclaración

Navegando por la Red hace poco, en una página web sobre PNL, encontré la siguiente pregunta entre sus FAQ. Personalmente, dudo de que sea realmente una “Q” (una pregunta) que se le “A” (haga) de forma “F” (frecuentemente) precisamente al autor de la página en cuestión - pero pase.

La pregunta era esta: “¿Es la DBM una evolución de la PNL?" 
Me chocó porque sé a ciencia cierta (y también constará para cualquier persona que conozca a John McWhirter o la DBM) que la persona en cuestión tiene un desconocimiento total de la DBM. Por eso no sé muy bien por qué se considera indicado para comentar el tema pero bueno...

La contestación era más curiosa todavía. Rezaba así:

"No. Ni por asomo. La DBM se vende como la PNL aplicada a la propia PNL. Concepto que en si mismo no tiene sentido alguno. Su creador (según sus palabras) no entendió de que trataba la PNL y se creó su propio modelo para entenderla. El resultado es una complicación excesivo (asi en el texto original) de unos modelos que deberían ser elegantes. La pregunta a hacerle a un formador de DBM es ¿Qué es la DBM y porque se tenía que remodelar la PNL? A ver que contesta….”" 
Decidí mencionarlo aquí porque es un ejemplo del tipo de comentario contundente hecho sin evidencia que fácilmente puede confundirse con conocimiento por parte de las personas que no tienen experiencia de la situación real. Las que si la tienen identificarán el comentario directamente como un ejemplo de arrogancia y dogma tristemente común entre algunos formadores de la PNL.
Parece ser que con cierta regularidad (cada tres años aproximadamente) aparece alguien que afirma ser el nuevo elegido de Richard Bandler (sin que Richard tenga nada que ver, que yo sepa) y comienza a desautorizar a las personas que llevan tiempo enseñando la PNL tradicional en este país y arremeter contra algunas cosas de las que quizá tenga poco conocimiento - en este caso algo que importa mucho a los que pueden leer este blog - que es la metodología DBM.
Creo que esto mismo - o algo parecido - ayudó a empañar la imagen de seriedad de la PNL, tecnología que, inicialmente, ofrecía muchas posibilidades. Una pena.
La cita incial es esta (publicada en formato de pregunta y respuesta).
“¿Es la DBM una evolución de la PNL?
No. Ni por asomo. La DBM se vende como la PNL aplicada a la propia PNL. Concepto que en si mismo no tiene sentido alguno. Su creador (según sus palabras) no entendió de que trataba la PNL y se creó su propio modelo para entenderla. El resultado es una complicación excesivo (asi en el texto original) de unos modelos que deberían ser elegantes. La pregunta a hacerle a un formador de DBM es ¿Qué es la DBM y porque se tenía que remodelar la PNL? A ver que contesta….”
Yendo por partes.....¿la DBM una evolución de la PNL?
Pues no. Efectiva y rotundamente DBM no es una evolución de la PNL. En todo caso, hablar de una creación humana como “una evolución” de otra resulta extraño y totalmente irrelevante aquí. El proceso de evolución es un proceso natural que incluye interacción con el entorno. Es un proceso sistémico y de ninguna manera achacable al trabajo o esfuerzo de ningún actor dentro del sistema. Dicho de forma simple las personas no hacemos la evolución. Participamos en ella.  
El desarrollo es otra cosa. Creo que el autor del comentario quiso hablar de desarrollo. De modo que podemos preguntar “¿Es DBM un desarrollo de la PNL?” - suena algo incómodo y hasta feo en la lengua castellana pero, podría significar algo así como “¿Es DBM la PNL en un estado más avanzado/ más desarrollado?” Y una vez más la respuesta es que no - por supuesto que no. Es imposible que lo sea de la misma manera que el campo de las telecomunicaciones no es un estado más avanzado del código morse o semáforo. Es otro nivel de organización. La PNL es una tecnología de cambio y como tal tiene sus fortalezas y debilidades. DBM es una metodología, es decir una forma de crear tecnologías. Se puede utilizar DBM para modelar o remodelar cualquier tecnología de cambio, proceso de intervención o modelo. El resultado sería esa misma tecnología desarrollada y mejorada - pero ese resultado no sería DBM. DBM sería la manera de hacerlo
Lo que sí es un desarrollo de la PNL tradicional - es decir la PNL tradicional en un estado más avanzado y desarrollado - y que va mucho más allá de ella - es la PNL Remodelada con DBM.
La relación entre la PNL y DBM es diferente. Entre las muchas influencias en el trabajo de John McWhirter a la hora de desarrollar la DBM estuvo la PNL. Esto es algo bastante lógico. Dificilmente iba a pasar tanto tiempo trabajando con Bandler (además fue a segunda persona en Europa en ser nombrado personalmente por Bandler como “Master Trainer en PNL” - junto con Willy Monteiro - siendo Eric Robbie la primera) sin que influyera en lo que hacia. Figura claramente la PNL (y especialmente el trabajo de Richard Bandler) en los listados de las influencias en el desarrollo de la DBM (aunque “ni por asomo” tan importante como, por ejemplo, el trabajo de Gregory Bateson o Lev Semyonovich Vygotsky o la geometría fractal de Poincaré y Mandelbrot). De ahí a afirmar que sea “una evolución” de la PNL o incluso un desarrollo de ella es, por ponerlo suavemente, un paso agigantado en dirección directamente errónea. Vamos, como que no.
“La DBM se vende como la PNL aplicada a la propia PNL. Concepto que en si mismo no tiene sentido alguno”.
La DBM no “se vende” como nada por el estilo. En la página web de SCT Systemic yo he escrito que la PNL Remodelada es parcialmente el resultado de aplicar la PNL a la PNL. No sé muy bien por qué el autor cree que no tiene sentido este concepto. Aplicar un modelo a si mismo es una de las formas básicas de comprobar consistencia y coherencia interna. Por ejemplo si aplicas el “meta modelo” al “meta modelo” descubres unas inconsistencias enormes y fascinantes (véase Remodelar la PNL artículo 2 – Remodelar el Lenguaje).
“Su creador (según sus palabras) no entendió de que trataba la PNL y se creó su propio modelo para entenderla”
El creador de DBM jamás ha dicho semejante cosa. Lo que dijo es que era evidente que no exsistía dentro de la PNL, ninguna manera formalizada de modelar y, puesto que lo que le interesaba era precisamente esto – modelar – se puso manos a la obra a crearla. Por entender, entendía de qué trataba la PNL con bastante más claridad que la mayoría de las personas en el campo.
Lo otro es un hecho. No había ni hay una metodología formal de modelar dentro de la PNL. Puede ser dificil de aceptar para algunos PNLeros. Pero es un hecho indiscutible.
El resultado es una complicación excesivo (así en el texto original) de unos modelos que deberían ser elegantes.
Esto es directamente absurdo, ya que una de las cosas que se hicieron al remodelar la PNL fue identificar las inconsistencias, mitos, medias verdades y errores que había en ella y que muchas personas, dogmaticamente, repetían sin cuestionar.
Por otra parte la elegancia de un modelo es relevante una vez comprobada su efectividad y precisión. Entre dos modelos igualmente efectivos el más elegante será el más apropiado. Un modelo menos efectivo – por muy elegante que sea – es de menos utilidad. Algo así como colocar a Naomi Campbell en el equipo nacional de natación sinconronizada. Elegante – puede; pertinente - probablemente no tanto.
En todo caso cualquier persona que conozca DBM sabe que algo que destaca de esta metodología es precisamente la efectividad y elegancia de los modelos creados haciendo uso de ella.
Estoy de acuerdo que los modelos deberían ser elegantes. El problema es cuando se confunde simpleza con elegancia. Una vez más, aprender algo de las propias habilidades de modelar (que empieza con experiencia de lo que se quiere modelar) vendría bien para la persona en cuestión.
La pregunta a hacerle a un formador de DBM es ¿Qué es la DBM y porque se tenía que remodelar la PNL?
Una contestación (de las muchas posibles) a la primera parte de esta pregunta es la siguiente: DBM (Developmental Behavioural Modelling) es una metodología de modelar que se ha convertido en un campo completo – es el estudio del propio proceso de modelar. Recomendaría a cualquier persona con interés serio que se formase en ella.
Y a la segunda parte: La PNL se tenía que remodelar porque siendo muy buena en sus intenciones era incompleta como tecnología y carecía de metodología y epistemología. Esto no era problemático cuando se enseñaba como conjunto de técnicas a añadir a otras aproximaciones. Si embargo con elpaso del tiempo se ha ido extendiendo su supuesto alcance hasta aparente abarcar todo “desde la caspa hasta los pies planos” (en palabras de Steve Andreas). Había mitos, metáforas, medias verdades y mucho modelado mágico en ella. Además gran parte de la tecnología era obsoleta para mediados de los años ochenta. Pero, más importante, había que remodelarla porque el mundo avanza y porque lo que pretendían hacer (por lo menos inicialmente) los creadores de la PNL era demasiado importante como para no remodelarla. Casi todo aquello se hizo hace 30 años. Por cierto hay bastante escrito a este respecto pues esta misma pregunta se ha planteado y contestado en más de una ocasión. Mi artículo en PNLNET.COM por ejemplo con el título precisamente de “Por qué remodelar la PNL” o toda la serie de artículos de John McWhirter “Remodelar la PNL” (disponible previa petición de nuestras oficinas).
De hecho una pregunta a hacerle al formador de PNL que escribió la pregunta inicial es ¿qué es la PNL y por qué se tenía que remodelar? A ver qué contesta....


domingo, 19 de septiembre de 2010

Metáforas de la PNL Tradicional - la "Ingeniería Humana"

Isambard Kingdom Brunel  
Las metafóras prescriben una manera de actuar o dirección mediante la transcripción de una descripción. El modelo DBM "Describir, Transcribir, Prescribir" ofrece una manera muy práctica y efectiva de entender las metáforas. 

Un tipo de metáfora especialmente interesante (y perniciosa) son las "metáforas que vivimos" por utilizar la acunación de Johnson y Lakoff. He aquí un pequeño ejemplo: 

Una de la metáforas que más prevalecen en el mundo del cambio asistido (séase coaching, PNL, consultoría o terapia) es la metáfora de la ingeniería. Como toda metáfora, se basa en cierta similitud entre lo que se describe, por una parte, (en este caso la PNL o el trabajo de cambio) y la estructura que se utliza para describirlo por otra (en este caso la ingeniería)

Y, como toda metáfora, esta también lleva implícito o "prescribe" cierta manera de entender el mundo, ciertas suposiciones o asunciones que vienen dadas con el uso de la metáfora y que pueden dirigir a los que la aceptan en direcciones bastante peligrosas - al menos en potencia.  


Tengo muchos amigos ingenieros y he trabajado (y trabajo) con muchas empresas de ingeniería y que conste de entrada que no subscribo en absoluto las actitudes de rechazo hacia esta disciplina que se encuentran en ciertos círculos (recuerdo un amigo mío de RRHH de una empresa multinacional de teleco que hablaba de como cotizaba la "carne de ingeniería" en el mercado laboral y otros que hablan de lo "cuadriculado" o "frío" o "carente de sensibilidad"). Más bien, aprecio el nivel de precisión
y pragmatismo que suele observarse entre este colectivo.

Ahora bien, la ingeniería puede describirse como "el estudio y la aplicación de las distintas ramas de la tecnología". Los problemas que resuelve son, más bien, de aplicación a sistemas cerrados y fijos. La práctica de la ingeniería, que yo sepa, tiene que ver principalmente con estandarizar, reducir variación, crear redundancia y fiabilidad funcional.

Es decir que tiende a enfatizar procedimientos fijos y repetibles,

Esto es muy apropiado cuando se trata de establecer puentes, caminos, minas, aviones, sistemas de almacenamiento y un montón de cosas más que probablemente definen la experiencia de la modernidad para muchas personas.

Pero puede resultar desastroso aplicarla a los sistemas humanos. Ingeniería de las personas es lo que intentaba Frederick Winslow Taylor y otros proto gurús del "management" a lo largo del siglo 20. Es también lo que intentaban algunos de los conductistas más acérrimos (aunque, curiosamente no el gran Burrhus F. Skinner cuyo pensamiento fue tanto más allá de los conductistas como el de Freud de los freudianos).

Lo bonito de las personas es que son (¡somos!) creativas, adaptables, dificiles de pillar, complejas, dinámicas y fascinantes. Eso es un cóctel que no conviene subestimar (aunque sea en nombre de una simpleza reconfortante pero mal llamada "elegancia").

Pero mucho más importante que eso, es que somos capaces, cada uno en cada momento, de explorar, experimentar y hacer descubrimientos nuevos. Somos capaces de investigar. No hay sistema de ingeniería, propiamente descrita, que valga para controlar esto.

Quizá parte del problema de la PNL tradicional es precisamente eso. Es, o aspira a ser, un sistema de ingeniería.

¿Qué sabemos de la estructura y función de los ingenieros y los sistemas de ingeniería?

¿Los ingenieros? Bueno pues, gozan de bastante estatus en la sociedad actual. Es un status bien merecido.
Su trabajo, en general, se percibe como de gran valor añadido para la sociedad.
Suelen ganar salarios por encima de la media.
Han estudiado mucho.
Trabajan con cosas repetibles (o haciendo sistemático lo que, inicialmente está sin estructura o sistema)
Aplican las tecnologías
Desarrollan las tecnologías.
Su sentido de seguridad profesional se basa, fundamentalmente en saber cosas y aplicarlas.
En ciertas culturas han conseguido ocupar los lugares principales del gobierno y de la industria
Su trabajo requiere atención al detalle y precisión
Se rodean de ejemplos de la buena aplicación de su trabajo (en términos cibernéticos "feedback positivo")
Etc., etc.

Por otra parte los sistemas de ingeniería por ejemplo: - Suele haber un ingeniero (o un grupo de ingenieros) que ponen en marcha un sistema.
El sistema está sujeto a las "leyes de la física" es decir, entre otras cosas, que es predecible hasta niveles de precisión indentificadas.
Son sistemas cerrados.
Normalmente tienen una sola función fija o un grupo de funciones fijos.
Normalmente tienen un solo propósito o grupo de propósitos fijos.
No son autónomos más que en un sentido muy restringido del término (y solo si entramos en nociones de la "inteligencia artificial" )

¿Similares - cómo?

Ahora bien si aceptamos la proposición metafórica que la intervención es ingeniería porque los dos son dificiles - nada que objetar. Ciertamente los dos son muy difíciles.
¿Son iguales porque los dos requieren precisión? Si, desde luego. Incluso diría más. No pasaría nada si hubiese mucha más apreciación en el campo de la intervención por la precisión, por el detalle y por como hace, realmente, cada persona  - individualmente.
¿Conviene estudiar mucho en ambos casos? Si, sin duda alguna. Aunque también en el caso de la intervención con las personas entra la cuestión de la validez o utilidad de diferentes tipos de estudio.

Hay similitudes, lo suficientes como para que resulte plausible la comparación. Esto es el proceso de verificar. Podemos encontrar, por así decirlo, ejemplos "de que sí".

Diferentes - ¿cómo?

Pero claro, esta es precisamente la trampa de la metáfora a la hora de modelar. Lo que es similar no es igual. Para ir más allá de las similitudes (y, dicho sea de paso, hacer mejor uso del propio proceso de modelado metafórico) conviene pasar a falsar la idea: es decir, ¿cómo son diferentes?

Bueno, hay bastantes diferencias evidentes. Por ejemplo: Lo que distingue un sistema humano de un sistema de ingeniería no es solo que los humanos viven. Cualquier sistema biológico vive (y por eso sin ir más lejos es diferente) pero los sistemas humanos se diferencian por significado. Los seres humanos respondemos ante el signifcado de las cosas - y, claro, esa propia respuesta también tiene significado. Es precisamente por esto que los intentos de describir a los seres humanos en términos de conceptos mecánicos (como, por ejemplo, energía) acaban deshumanizando a los humanos.

Otra cuestión preocupante es que la metáfora de ingeniería refuerza implícitamente la noción de hacerle cosas al cliente para solucionarle sus dificultades (lo estoy contrastando con hacer cosas junto con el cliente - la diferencia es mucho más que semántica).

En la versión "ingenieril" del proceso de intervención, hay una persona con  las respuestas o "soluciones" (el ingeniero) y una persona con las necesidades (el objeto de la ingeniería). Estoy muy en desacuerdo con esta descripción pues resulta cuando menos denigrante y en el más común de los casos debilitante para la autonomía de las personas.

Otras nociones y metáforas - por ejemplo la de magos - lo "demagógico" :- ) o la de "poder sin límites" sobre los demás  - refuerzan un sentido similarmente arrogante.

¿Y otras metáforas ingenieriles que tal funcionan? Como descripión la "ingeniería financiera" - pase, hay muchas más similitudes que diferencias, la "ingeniería genética" también. Incluso la "reingeniería de procesos" aunque lo que suele acabar siendo es la reorganización de procedimientos.

Pero la intervención con seres humanos es algo más sutil y complejo que estos procesos - sobre todo si pretende ser efectiva.

Ingeniería de los humanos (con o sin diseño) superficialmente divertida y plausible hasta clarificador - a primera vista. El beneficio de un modelado más certero es que permite proceder - irónicamente - con más precisión y detalle que con la metáfora.

jueves, 17 de junio de 2010

Mitos de la PNL tradicional: - Los “Filtros Perceptivos” o Aldous Huxley y las sanguijuelas

Una gran aportación de la PNL es la insistencia - quizá no tanto en la PNL "de tercera generación" - en la importancia de la práctica y desarrollo de la agudeza sensorial. En cambio, uno de los grandes mitos de la PNL está muy relacionado con ello. Es el mito de "los filtros perceptivos".

Uno de los diagramas que más frecuentemente se encuentran en los manuales de la PNL (casi con la misma frecuencia que “el iceberg” de los “niveles neurológicos” o la “cara risueña” de las “claves de acceso ocular”) es el de los “filtros perceptivos”. Típicamente se ve una persona (en primer plano), lo que hay  más allá de esa persona (su entorno o el mundo), una flecha o unas flechas yendo desde el entorno hacia la persona y una línea en medio que impide o condiciona el paso de las flechas. Esta línea tiene la etiqueta de “filtros”.

La idea es que existen filtros perceptivos entre el mundo y “nuestro interior” o “nuestra mente”. Hay diferentes descripciones de qué son estos filtros (algunos hablan de “creencias” otros de “prejuicios”, otros de los propios sentidos – véase más abajo por ejemplo el comentario de Robert Dilts).

Pero antes de ir a la descripción de Dilts, vamos a parar un momento a considerar - y cuestionar - la propia metáfora de “filtro”. ¿Realmente es una descripción válida y útil (sin mencionar la palabra certera) de la percepción?
Un filtro tiene una estructura y función especificas. La estructura es de impermeabilidad variada y la función es la de impedir el paso de algún elemento natural o circunstancialmente presente. Por ejemplo hay filtros de café hechos de metal con zonas que no permiten al paso ni del líquido ni de los sólidos del café y con agujeros lo suficientemente pequeños para permitir el paso del líquido pero no de los sólidos. Hay otros hechos de papel que permiten el paso del líquido por toda la superficie pero no impiden el paso de los sólidos. En ambos caso quedan en el filtro restos sólidos de café seco, restos que conviene limpiar de vez en cuando.

Pero la investigación actual indica que nuestra percepción no funciona como una cafetera. El proceso es, en general mucho menos mecánico y es, de hecho, un proceso activo de selección no de filtración.

La clásica descripción de la PNL tradicional

La descripción “PNLista oficial” suele empezar con una referencia más o menos directa a la noción de la "válvula reductora cerebral" de Aldous Huxley de su libro “Las Puertas de la Percepción”. Recuerdo el impacto que tuvo esta noción en mi cuando lo leí ( a Huxley) por primera vez. La idea de Huxley era que estamos siendo constantemente “bombardeados” de información – demasiada información para poder funcionar conscientemente con ella. Por tanto necesitamos una especie de “válvula” que reduzca la cantidad de información que recibimos a dimensiones manejables.

Ignoro el detalle del proceso que le llevó a Huxley a la metáfora fontanera de la “válvula reductora” pero sé que en el citado libro le interesaba relatar qué pasaba cuando se utilizan las drogas alucinógenas (en este caso la mescalina) más que un intento serio de modelar cómo esto ocurría. Su planteamiento era que la mescalina interfería con el funcionamiento de la “válvula reductora” de modo que algo más (que no toda) de la información procesada a nivel inconsciente pase al consciente. Era su explicación – algo primitiva pero bastante gráfica – del efecto de las sustancias alucinógenas

Una metáfora similar subyace el trabajo de Freud en su noción de represión y está presente en muchos más sitios entre los cuentos folclóricos y mitos de diferentes culturas del mundo. Esto es lógico: el fenómeno de filtración y bloqueo de caudales se puede observar en muchos lugares de la naturaleza.

Así que cuando encontré por primera vez en un curso de Practitioner en PNL tradicional la noción de filtros perceptivos ya me sonaba a una idea entre plausible y muy razonable.

Y como ocurre con otras muchas metáforas, la metáfora de los filtros perceptivos (y por supuesto las plausibles pero completamente absurdas nociones de “limpieza de filtros” o, para mayor sin sentido todavía, “limpieza profunda de filtros”) es consistente con muchos aspectos de la sensación subjetiva. Cuando pensamos de cierta manera – por ejemplo, acotamos con más precisión los límites entre diferentes ideas – la sensación que lo acompaña es a menudo de alivio o despeje - muchas veces asociado con la limpieza – como si algo se hubiera quitado del medio: una sensación parecida a cuando se limpia el vaho de las gafas por ejemplo, o cuando se quita un atasco de pelo acumulado en la tubería del baño.

Aquí reproduzco la desripción de Dilts (de la “Enciclopedia de la PNL”)

“Perceptual filters relate to the fact that our sense organs have been designed to register different types of stimuli and information from our environment. According to Aldous Huxley our senses operate like a type of “reducing valve” that filter out massive amounts of information and prevent us from being overwhelmed.”

“Los filtros perceptivos tienen relacion con el hecho de que nuestros órganos sensoriales han sido diseñados para registrar diferentes tipos de estímulos e información de nuestro entorno. Según Aldous Huxley, nuestros sentidos operan como un tipo de “válvula reductora” que filtran cantidades masivas de información y así impiden que nos encontremos abrumados. “

Y continua:


“From the NLP perspective, our perceptual apparatus deletes, distorts and generalises information in order for us to build our models of the world.

Desde la perspectiva de la PNL, nuestro aparato sensorial, elimina (“delete” en inglés no se traduce como “omitir” sino como “eliminar” o “borrar”), distorsiona y generaliza la información para que podamos construir nuestros modelos del mundo.”

Al margen de la cuestionable utilidad de agrupar todo lo que hace nuestro aparato sensorial bajo los epígrafes algo aleatorios de “eliminar, distorsionar y generalizar” (ya se que son los supuestos “procesos universales de modelado” del metamodelo pero no he visto ningún argumento convincente de que sean otra cosa que aleatorios), llamar a este proceso “filtrar” o describir la manera den que funcionan como algo que tenga que ver siquiera remotamente con “filtros” es patentemente erróneo.

Lo que hace nuestro aparato perceptivo es responder a aquello a lo que está “diseñado” para responder y no a otras cosas. Además, e irónicamente en este caso, decir que nuestro aparato perceptivo no solo “suprime” (o “borra” - “omite”), sino que también distorsiona y generaliza la información ya es equivalente a desmentir la metáfora del filtro. No existe, que yo sepa, filtro alguno que generaliza. Tampoco es la función de un filtro distorsionar – este puede ser un efecto “secundario” pero la función de un filtro es la de impedir que pase algo de un lado del filtro a otro - normalmente en un liquido o gas o una mezcla de liquido con sólidos.

No oimos lo que oyen los perros no porque algo esté impidiendo que pase el sonido sino porque nuestro aparato auditivo no responde a las mismas frecuencias a las que responde el de los canes. No tenemos oidos taponados sino relativamente insensibles. Podría decirse lo mismo de nuestro olfato o visión. Pero si no vemos detalle microscópico sin la ayuda de un microscopio no es que estemos filtrando información detallada. Es que no lo vemos. No está disponible esa información sin la ayuda de algún aparato que extienda el alcance de nuestros sentidos. Ocurre igual con no oir lo que pueden oir los perros.

No hay filtro ni hay bloqueo por un muy sencillo motivo. El proceso de percepción es activo y selectivo. Lo que no percibimos es que no lo percibimos. Es una capacidad que no tenemos la de responder a ciertas frecuencias sin la ayuda de ciertos aparatos - de la misma manera que no podemos volar sin la ayuda de un avión, helicóptero o similar.

Distingamos, pues, entre lo que el aparato es capaz de hacer y el uso que hacemos de lo que tenemos.

Y todo esto, ¿qué más da?

Mientras funcione ¿importa si es así o no es así? ¿No dicen los mismo Bandler y Grinder que no les importa la verdad sino la utilidad? ¿No es un tanto pedante este cuestionamiento? Pues no, no lo es ...y no lo es por varios motivos:

Uno muy importante es este. Muchas veces, lo que hace diferencia no es un fenómeno en si, sino la descripción y explicación que haces de ello. Un ejemplo algo extraño pero ilustrativo es el uso en la medicina de la hiduroterapia – o sacar la sangre con sanguijuelas.

Las sanguijuelas 


En tiempos muy antiguos y medievales el uso de sanguijuelas se debía a una teoría mecanística – cuantitativa y metafórica. Según la teoría de los humores y las pasiones, cualquier enfermedad que produjera enrojecimiento en la piel o los comportamientos “sanguíneos” eran el resultado de exceso de sangre. De hecho toda enfermedad se debía a la discrasia o desequilibrio en los humores. Uno de los remedios para restablecer el equilibrio (o eucrasia) era sacar la sangre (otro era “purgar”).

Un intento de modelar, de organizar la evidencia y la información producía un principio bastante cabal – el de equilibrio y en esencia la base de la, más moderna, idea de homeostasis. Pero distaba mucho de ser una descripción lo suficientemente certero como para poder basar la acciones en ello. El resultado fue desastroso en muchos caso.

Curiosamente fue el intento de introducir cierto control en el proceso de sacar la sangre y notar también el efecto anestésico de la sanguijuela que conduje a su uso más extendido. Una vez más se llevó a niveles absurdos. A mediados del siglo 19 se intentaba curar todo desde los dolores de cabeza hasta la impotencia con la humilde sanguijuela. Según algunas fuentes, en el año 1846 se utilizaron 40 millones de sanguijuelas solo en Francia. La producción y comercio de sanguijuelas era un negocio de primera línea. En los criaderos de sanguijuelas se utilizaban caballos viejos como “comida de sanguijuelas” introduciéndoles en el agua y obligandoles a quedarse allí hasta morir de anemia.

Todo un exceso. Pero resulta que la sanguijuela está volviendo a la medicina. El hecho de que se puede sacar cantidades controladas de sangre de zonas muy específicas y con anetesia natural es un plus en la microcirurgía.

Es decir que no es el fenómeno de las sanguijuelas lo que condujo a los excesos sino la explicación de fondo de los procesos de curación por equilibrio. Una descripción metafórica - en términos mecánicos y cuantitativos - de procesos patológicos que no son en esencia ni una cosa ni la otra.

Una metáfora es una descripción de algo en términos de otro algo. Muchas veces es una descripción de algo desconocido o solo parcialmente conocido (la percepción) en términos de algo conocido (el uso de los filtros). La utilidad de esto es que ofrece un buen punto de partida - siempre y cuando continuas cuestionando. La pega es que solo hay un solape parcial entre las dos cosas. Sin embargo si aceptas la metáfora como descripción (“la percepción es un proceso de filtrado”) entonces plantea algunas preguntas absurdas como “¿dónde están los restos de lo que se flitra? ¿Como limpiamos los filtros?” De hecho esta segunda pregunta está presente implicatamente en la idea de “canales sensoriales limpios”. Alguien muy crédulo ¡podría desperdiciar mucho tiempo intentando limpiar sus filtros o desatrancar sus canales sensoriales!

Más significativamente, si entiendes la percepción como un proceso de selección activa entonces es cuestión de lógica que la agudeza sensorial y de otros tipos es una cuestión de disponer de distinciones y hace uso de ellos. Comprobar que este es el caso es muy fácil basta con pensar en la diferencia de agudeza entre un experto buscador de setas y un novato. La diferencia es entrenamiento en el uso de distinciones y saber
activarlas no en “limpiar” unos “filtros perceptivos” que no existen.

El proceso de aprendizaje es en parte precisamente eso – el desarrollo y organización de disticiones útiles que permitan hacer diferencias reales y útiles en el mundo real.

miércoles, 21 de abril de 2010

¿Qué es la Programacion Neurolinguistica Remodelada con DBM?

¿Qué es la Programación Neurolingüística Remodelada con Metodología DBM?

Escuetamente, es el resultado del trabajo de remodelar sistemáticamente la PNL que viene realizando John McWhirter desde hace unos veinte años. Este trabajo empezó "aplicando la PNL a la propia PNL". Con el paso de tiempo y con la integración de otras disciplinas fue emergiendo la metodología de modelar, DBM. Lo que hoy día describimos como PNL Remodelada es el resultado de la aplicación de esta metodología a la PNL. Para una descripción detallada de gran parte de este trabajo, recomendamos la serie de artículos "Remodelar la PNL" del propio McWhirter (disponibles previa petición por email a nuestras oficinas).

La PNL Remodelada incluye toda la gama de habilidades de la PNL tradicional pero no necesariamente todas las técnicas y procedimientos. Esto es principalmente porque, al modelar, se va más allá de los procedimientos para llegar a los procesos subyacentes. Una vez identificado el proceso, es más eficiente enseñar esto en vez de un procedimiento que será, en todo caso, un ejemplo específico de ello.

La PNL Remodelada incluye lo que se hace en la PNL tradicional y además una manera específica de modelar las funciones superiores:- significado, abstracción, conceptos, emociones superiores y, por tanto, la posibilidad de cubrir globalmente la experiencia humana.

Remodelar la PNL es un proceso permanente y sistemático de refinarla y actualizarla. Fiel al espíritu inicial de investigación, observación y curiosidad de los creadores de la PNL (Bandler y Grinder), se persigue principalmente añadir más al acervo comunicativo y terapéutico humano.


En nuestros cursos de PNL Remodelada pretendemos enseñar no sólo los productos o resultados de este proceso de remodelar sino el propio proceso de remodelar dinámicamente. Para esto es necesario que los cursos se impartan no sólo con imitación y práctica (como es el caso de casi todos los cursos de PNL) sino con el aprendizaje experiencial como principio y política.

jueves, 8 de abril de 2010

Desarrollando la PNL con DBM

2. Comienzos de la PNL Remodelada con Metodología DBM

Este es el segundo en un serie de posts sobre el desarrollo de la PNL utilizando la metodología de modelado DBM

Cuando John McWhirter descubrió el trabajo de Bandler y Grinder a comienzos de los años 80, decidió ir a las fuentes a aprender. Y así lo hizo. Inicialmente se formó con Richard Bandler y John Grinder y luego estuvo trabajando como formador con Richard Bandler en Europa, Asia y Estados Unidos - siendo la segunda persona en Europa nombrado personalmente por Richard Bandler “Master Trainer” en PNL.

En su país, Escocia, John trabajaba en un contexto muy diferente de la California de la clase media en aquel entonces y la aplicación de la PNL con éxito necesitaba como mínimo de cierta “traducción” al mundo de sus clientes – considerablemente menos privilegiados que el público que tenían Bandler y Grinder. Fue la necesidad de identificar en detalle exactamente lo que – necesariamente - funcionaba de la PNL al margen del contexto y las circunstancias en las que se aplicaba lo que condujo a las orígenes - a mediados y finales de los años ochenta - de la PNL Remodelada.

A partir de este momento John dedicaba gran parte de su tiempo a “aplicar la PNL a la PNL”. Partiendo de la base de que la PNL era, en aquel entonces, probablemente la mejor tecnología de cambio de cuantos existían, su propósito era:

  • Identificar claramente qué era y qué no era PNL, cómo y por qué funcionaba
  • Identificar y subsanar las “lagunas” e inconsistencias que había – especialmente su falta de metodología y epistemología
  • Añadir nuevos modelos y habilidades y llevarlo más allá de donde estaba.

miércoles, 7 de abril de 2010

El Desarrollo de la PNL con Metodología de Modelado DBM


1. La PNL y la PNL Remodelada

El primero en una serie de posts sobre el desarrollo de la PNL utilizando la metodología de modelado DBM (Developmental Behavioural Modelling), este post plantea los orígenes de la PNL tradicional y algunas de las lagunas que presenta.

La PNL fue desarrollada a mediados de los años setenta por Richard Bandler (en aquel entonces matemático, informático y psicoterapeuta) y John Grinder (profesor universitario de lingüística) mediante su trabajo como “modeladores de comportamiento”. Como modeladores conductuales les interesaba más el funcionamiento de las cosas que las explicaciones teóricas en cuanto a ellas.

Inicialmente modelaron a los terapeutas más efectivos de EEUU y descubrieron lo que llamaron “patrones efectivos” que subyacían sus diferentes estilos de comunicación e intervención. Sistematizaron estos “patrones” para poder ponerlos a disposición de otros terapeutas. De la gama de habilidades que integraron y sintetizaron al desarrollar este trabajo crearon lo que luego nombraron PNL.

El nombre refleja la síntesis de los campos que integraron: “neuro” de “neurología”:- como el cerebro procesa los cinco sentidos; lingüística:- como nuestro procesamiento estructura el lenguaje y es, a su vez estructurado por ello; programación de la cibernética y las matemáticas para enfatizar cómo el comportamiento puede ser estructurado y secuenciado para facilitar el aprendizaje.  

Desde el comienzo, lo práctico de la PNL y su énfasis en el hacer cosas y conseguir resultados contribuyeron a que consiguiera rápidamente una gran popularidad en su California natal y en otras zonas de EEUU. Esto y la facilidad de las técnicas que englobaba hizo de ella un complemento ideal al acervo de terapeutas y “comunicadores”. Popularizada por varios escritores y comunicadores y extendida por el trabajo de varias personas más (entre las que destacan Robert Dilts y Leslie Cameron Bandler) llegó a estabilizarse en un componente fundamental de la comunicación interpersonal y ayuda de las últimas décadas. Muchas aproximaciones en estas áreas tienen una deuda – a veces reconocida, a veces no – con la PNL, entre ellas el “coaching” y la “terapia breve”. Algunos de los procedimientos aceptados como standard en las empresas (por ejemplo en el área de planificación y establecimiento de metas) deben mucho también a la PNL.

Sin embargo lo que empezó de forma muy dinámica y brindando muchas aportaciones nuevas no siempre se ha mantenido como tal. Para entrar en esto veamos la descripción que hizo en su día Richard Bandler de la PNL - “una actitud y una metodología que dejan tras sí un reguero de técnicas”.

  • La actitud era de curiosidad, experimentación y flexibilidad
  • La metodología era modelar. Modelar era el proceso de reproducir (o “replicar”) comportamientos específicos. Modelar efectivo requiere una variedad de habilidades: éstas incluyen agudeza sensorial, habilidades verbales y no verbales para recoger información de alta calidad y la habilidad de hacer la “actitud”. La comprobación de la efectividad de un modelo está en poder conseguir los mismos (o mejores) resultados que el sujeto elegido. 
  • El reguero de técnicas era el producto de modelar comportamientos efectivos. Es generalmente a través de estas técnicas que las personas conocen la PNL. Es también lo único que se enseña de la PNL en muchos centros e instituciones.
El “reguero de técnicas” y la noción de rapidez y arreglos fáciles ha llegado a dominar muy por encima de la actitud a que se refería Bandler. Aún así, la PNL es probablemente la tecnología de cambio más completa y variada que existe hoy día. Es quizás algo triste constatar que, aunque significativa, la aportación de la PNL no ha sido tan importante como hubiera podido ser.
La metodología -“modelar”- que permitía sistemáticamente identificar lo que realmente marcaba diferencia en los comportamientos efectivos, la “metodología” que prometía tanto y que para Bandler era básica a la creación de la PNL; sin embargo no la llegaron a formalizar ni enseñar de forma explícita ni Richard Bandler ni John Grinder. Lo que no llegaron a enseñar exlícitamente ni ellos, ni nadie más en el campo de la PNL tradicional (pese al uso frecuente del término “modelar” y la existencia hasta de libros con esa palabra en el título) era lo que hacían ellos mismos al modelar. Qué era (o qué es) modelar, cómo funciona y por qué funciona, no es algo que ha recibido atención más allá de lo más básico (modelado de productos y secuencias sensoriales) en la PNL tradicional.
Sin embargo modelar – dar y mantener sentido en la vida es la actividad humana por excelencia. Todos somos modeladores naturales. Una dificultad es que muchas personas tienen un sentido excesivamente restringido u objetivista de lo que significa modelo y modelar. John McWhirter, creador de la metodología DBM y remodelador de la PNL, ha dicho al respecto:


"Todos construimos nuestros modelos únicos del mundo…Nuestro modelo no está separado de nuestra comprensión de nosotros mismos. Nuestra identidad es un “modelo” que experimentamos como nuestro “yo”. No sabemos de otro yo que éste. Puede que tengamos una variedad de “yoes” pero todos serán modelos. Saber/ conocer es organizar. Organizar es modelar. Nuestros modelos son nuestro conocimiento organizado de nuestro mundo…Adquirimos habilidades y herramientas de modelar de forma natural. Estas son habilidades naturalísticas más que herramientas o modelos formales. Las habilidades naturalísticas tienden a ser incompletas y, a menudo, inconsistentes. Si formalizamos estas habilidades, permitimos que se puedan utilizar con más consistencia e incrementar su eficacia. Todos tenemos nuestras ideas “cotidianas” en cuanto al mundo y cómo funciona sin necesidad alguna de echar mano a las teorías de la ingeniería, física y química. Los principios de las ciencias físicas se emplean cuando queremos hacer desarrollos substanciosos. Los mismos principios se pueden aplicar a pensar, sentir y comportamiento. Si sólo queremos hacer cambios simples, una comprensión básica será suficiente. Para situaciones o cambios más complejos requerimos de una comprensión más certera.”

miércoles, 17 de febrero de 2010

Nueva Convocatoria de Master Practitioner en PNL Remodelada


El Master Practitioner en PNL Remodelada es el segundo nivel de la formación en habilidades de intervención de SCT Systemic Consultancy and Training.

Aprenderás a modelar - de verdad - como base para el cambio propio y en los demás. También aprenderás a modelar - y a remodelar - la propia PNL para poder ir mucho más lejos de lo que permiten las técnicas y protocolos.

En régimen extensivo de abril a junio.

22 al 25 de abril
13 al 16 de mayo
9 al 13 de junio.

Para más información sigue este link

viernes, 22 de enero de 2010

Objetivos - Desenlaces - Metas ¿Bien Formados?


No sé qué más tendrán en común el poeta Kavafis y el filósofo Nietzche (bueno - tenían bigotes, escribían muy bien, eran más o menos contemporáneos) pero algo que los dos expresan muy clara y elgantemente es la idea de que no todos los fines son metas.

Nietzsche lo expresa así: 

"No todos los fines son metas. El fin de una melodía no es una meta; sin embargo, si la melodía no ha llegado a su fin tampoco alcanzaría su meta..Una parábola.".
Kavafis, por su parte, expresa con la metáfora del viaje a Itaca algo que no está incluido en absoluto en la planificación por objetivos. Llegar a Itaca no es dé igual pero, no es lo único ni necesariamente lo más importante del viaje. La calidad de la experiencia es primordial.

Esto no es una cuestión de uno cosa u otra - lo cuantitativo o lo cualitativo. Pero un cierto simplismo de pensamiento ha tendido a crear exactamente esa idea.

Parte de la cuestión es la casi obsesión que hay en círculos de formación empresarial o de "excelencia" y de - "coaching" y PNL tradicional también - con los objetivos.

Primero estaba Leslie Cameron Bandler con sus "condiciones de buena formación de desenlaces (u objetivos, o resultados o lo que quieras que sea la traducción de "outcomes" en inglés). Afirmaba haber "modelado" a muchas personas que conseguían fácilmente lo que se proponían y postuló la importancia de fijar metas que sean "enunciados en afirmativo" (por aquella falacia - plausible pero no por eso deja de ser una falacia - de que no se puede no pensar en un elefante rosa), sensorialmente explícitos, "contextualizados" ( ¿con quién y dónde lo quieres/ con quién y dónde no?), con los recursos necesarios y lo posibles impedimentos identificados y con su horriblemente mal nombrado "chequeo ecológico" (suena muy bonito pero de ecológico no tiene nada - es tan solo una comprobación de congruencia).

Luego están los "objetivos M,A,R,T,E versión de habla hispana de los “SMART objetives”. Es decir que sean medibles, alcanzables, realistas (o en algunas acepciones “retadores”), temporales (es decir con un marco temporal) y específicos.

Y realmente, no tengo nadad que objetar a ello. Es sentido común puesto en un acrónimo. Cuanto más se especifica cierto tipo de meta, más fácil resulta tenerla presente. Es, al fin y al cabo, el efecto de la lista de la compra. Si quieres comprarte algo - por ejemplo un abrigo conviene tener y mantener algún tipo de representación de esa idea.

Pero, claro, eso solo vale para cierto tipo de metas – las que se pueden especificar sensorialmente – (que es precisamente el territorio y ámbito de la PNL tradicional). No vale para las metas no sensoriales – metas más cualitativos – ser más espontáneo por ejemplo, o más divertido.

Y - claro está – solo son metas y la mayoría de las cosas que valoramos los seres humanos no son metas tampoco. Amar a alguien no es una meta, disfrutar de una puesta de sol no es una meta, escuchar (o tocar) una sinfonía tampoco lo es. Hay una gran diferencia entre “buscar la felicidad” y “estar felizmente buscando” lo segundo es una cuestión de cualidad y también de calidad.